Andares Spa

  

SoSpa, Hotel Santa Clara

Cartagena de Indias, Bolívar

Recárguese de energía en este santuario de la relajación ubicado en las instalaciones del prestigioso Hotel Santa Clara, un lugar en donde la historia, las anécdotas y la magia convergen a la perfección para alcanzar la exclusividad.

El spa brinda al visitante la posibilidad de gozar de elegantes instalaciones entre las cuales se incluye un hamman, un solarium con vista al mar y también ofrece masajes y baños hidratantes, todo para que el visitante alcance una relajación para el cuerpo y el alma.

 

1. Baño “deli” aroma hidratante + mascarilla express

Unos 60 minutos de absoluta relajación le esperan en este tratamiento. Sin duda, este ritual,  es uno de los más destacados de los Pick up Delights del menú que ofrece el spa. Tome la iniciativa y déjese consentir en primer lugar con un baño terapéutico que despertará sus sentidos.

En seguida, deberá elegir una de las mascarillas express de la carta. Treinta minutos más de relajación le esperarán para hidratar, iluminar y dar juventud a su mirada o a la parte de su rostro que usted elija.

 

2. Envoltura de tiramisú

Descubra a través del poder de los ingredientes que ofrece el menú, uno que realce su brillo natural y deje que las preocupaciones de la cotidianidad a un lado durante treinta minutos.

Durante el tratamiento los sentidos se avivan con una envoltura de chocolate o de café. Elija entre chocolate para vivir una experiencia que lo hará sentir de buen humor u opte por el café, para sentirse vigoroso y cargado de energía. Cualquiera de las opciones hidrata, nutre y humecta a profundidad la piel.

 

3. Mascarilla de lodo volcánico

Esta experiencia única y memorable, que mira hacia el origen y los minerales de la tierra lo llevará a encontrar felicidad y belleza. Así, al contacto con la piel y tras esperar 30 minutos, usted lucirá suave, radiante y rebosante de juventud.

La invitación, al elegir este tratamiento es para gozar de la riqueza de la tierra a través de una envoltura de lodo volcánico que purifica y desintoxica el cuerpo. Tenga en cuenta que los minerales ejercen un poder regenerador sobre las células y permiten que la piel se tonifique, oxigene, mientras se eliminan las células muertas.

 

4. Reflexología "mojito"

Si es un viajero de trabajo o por turismo y las jornadas han sido largas de pie, este ritual, de treinta minutos puede dejarlo listo para comenzar de nuevo. Por eso, si esta cansado, permita a su cuerpo sentir los beneficios que trae esta práctica, que estimulando zonas reflejo o puntos específicos de los pies, pueden liberarlo del estrés y aliviar otras dolencias.

Así, ejerciendo la presión correcta y considerando por ejemplo, que las puntas de los dedos de los pies reflejan la cabeza y que en el talón se refleja la espalda, será posible liberarse de algunas molestias.

La terapia combina productos que rememoran el sabor caribeño, ese que sin duda lo hará ponerse de pie para continuar su aventura por las calles de La Heroica.

 

5. Renovación de mermelada

El dulce sabor de Colombia se vive a través de esta placentera experiencia de donde saldrá renovado.

El tratamiento, que hace parte de la sección de entradas del menú de tratamientos del spa, lo relajará en 30 minutos a través de una exfoliación corporal que despierta los sentidos y que estimula la regeneración celular.

Para la aplicación del tratamiento, podrá escoger productos de coco y limonaria, pero si desea una exfoliación más profunda, puede optar por una combinación de chocolate con café o azúcar morena y panela.

 

6. Terapia de digito presión

Escoja el área específica de su cuerpo para aliviar dolores o tensión y déjese llevar por la sabiduría de los mejores expertos que aplicarán esta técnica ancestral China, sobre la zona que usted quiera. El tratamiento que significa “presión con los dedos” permite al visitante no solo liberarse del estrés sino también de cualquier dolencia. Así, durante la sesión, se ejercerá un poco de presión sobre la zona afectada y esto le traerá el alivio que necesita para continuar su jornada.

La sesión, que tiene una duración de 30 minutos, no solo aplica las técnicas de una práctica usada hace más de 4 mil años, sino que también permite devolverle equilibrio al cuerpo, ese que se pierde cuando hay dolencias o enfermedades.