Andares Spa

  

Spa N.H Collection

Barranquilla, Atlántico

Caracterizado por su atención amable y su gran hospitalidad, este hotel, ubicado en el barrio Alto Prado de la ciudad de Barranquilla, se caracteriza no solo por contar con un ambiente contemporáneo y alegre sino también por dar la posibilidad a sus visitantes de gozar de una de las experiencias más relajantes de su estadía.

Ubicado en la azotea del edificio y con una increíble vista al Río Magdalena, el spa del hotel, ofrece instalaciones que van desde zonas húmedas hasta masajes.

 

1. Experiencia 1

Siéntase a gusto con esta experiencia en la cual recibirá toda la atención posible.

Inicie el tratamiento con una cálida bienvenida que despertará su sentido del olfato con aromaterapia.

El efecto de los aromas comenzará a desconectarlo para así continuar con un Shiatsu facial, que rejuvenece y mejora el tono de la tez.

Complete el tratamiento con un masaje capilar y una relajación térmica del cuello, que pondrán a tono su cuerpo y su mente para elegir un masaje de 60 minutos (Masaje wellness a la carta, Masaje Zen con piedras Sabay o Masaje bambú). Así y finalizando su tratamiento en las zonas húmedas del spa, usted podrá brindarle a su cuerpo todo el bienestar y el equilibrio necesario.

 

2. Experiencia 2

Pensado como un tratamiento ideal para el cutis, esta experiencia promete, a partir de una bienvenida con aromaterapia, hacerlo sentir como en casa desde el primer momento.

Con esta opción no solo podrá gozar de Shiatsu facial (masaje que da vida a lapiel del rostro) sino que también gozará de un masaje capilar y una relajación térmica del cuello, que le permitirá desestresarse y distensionar sus músculos.

Continué así, consintiendo su rostro, rejuveneciendo y devolviéndole la luminosidad natural con un facial a la carta que en tan solo una hora, hidrata, purifica, aclara y oxigena el cutis.

Termine cada una de las experiencias, pasando un tiempo en las zonas húmedas del spa para relajarse. De esta manera, usted hará de esta experiencia, un momento inolvidable, en donde la mente se conecta con el cuerpo.